Por Rosalía Baltar (Para mi primita Vale) En los 70, que estuviera todo en tu mente era un halago, una...