“Dancing in the street”, Van Halen

Hay lugares a los que uno llega leyendo, lugares que uno imagina, saborea, escucha por medio de otros y que atravesados por la vorágine de la curiosidad da por hechos, por conocidos, esa es bastante la magia de un cover. Lo digo porque ‘conocía’ “Dancing in the Street” sin haberla escuchado, de tanto leer sobre decenas de versiones y sobre su carácter de clásico. Quizás mi primera aproximación real fue a partir de la versión de Jagger y Bowie, y creo que llegué, sí, esta vez en serio, a la versión original recién a raíz de este post y a través de la versión que para mí es definitiva, la de Van Halen.
La versión original es maravillosa, ese swing, por dios, la música debería siempre entrar por los pies, por las vibraciones de la tierra que empuja a esta masa pensante que somos a moverse, a bailar, como canta el tema de Martha & The Vandellas (compuesta para Motown por el gran Marvin Gaye, Ivy Jo Hunter y William Stevenson).
Luego, casi 20 años después, Van Halen se apodera —o será al revés, ¿será que los músicos son poseídos por los temas que deciden reinterpretar?— e inventan un nuevo universo musical alrededor de la canción, una de las cosas que aportaba indiscutiblemente David Lee Roth era ese gusto por la ‘música para el cuerpo’. La versión de Van Halen es perfecta, desde esa nueva introducción y los coros y el swing, ‘la onda’, mucho más allá de la instrumentación prodigiosa que siempre caracterizó a la banda.

Juan Fonseca

Martha & The Vandellas

 

Van Halen