Bach, alegría de los hombres

Escribe Matías Ant

Un día como hoy (en algunas biografías dicen que llegó al mundo el 31 de marzo y no el 21, pero digamos el 21 para que coincida) nacía en Alemania (o Sacro Imperio Romano Germánico en ese entonces) Johann Sebastian Bach, sin darle muchas vueltas, el mejor músico de la historia.

Entre la gran cantidad de obras de una belleza incomparable, quizás la melodía de “Jesus bleibet meine Freude” (“Jesús, alegría de los hombres” o “Jesús sigue siendo mi alegría”, en su traducción literal) sea una de las que más ha calado en la cultura popular, extendiendo su influencia fuera de la música barroca. “Jesús, alegría de los hombres” era parte de una cantata protestante más extensa y originalmente estaba escrita para un coro de cuatro voces (tenor, soprano, contralto y bajo) y orquesta, que interpreta la melodía principal. El secreto de esta “canción” justamente es esa melodía que dan ganas de salir corriendo a una iglesia protestante y hacerse religioso para disfrutarla aún más.

Entre varias relecturas “populares”, dos se destacan sobre el resto. Cronológicamente, la primera de las versiones corresponde a “She Don’t Care About Time” de The Byrds. Escrita por Gene Clark y editada en octubre de 1965 como lado B de “Turn! Turn! Turn!” (canción que le daba nombre al segundo disco) en “She Don’t Care About Time”, Gene toma la melodía principal del movimiento de Bach para el solo de guitarra que se escucha a partir del minuto 01:17. No era la primera vez que los Byrds homenajeaban a Bach. Unos meses antes, también se inspiraban, aunque no tan directamente, en el genio de Eisenach para su versión de “Mr. Tambourine Man”.

Una década y pico después, unos Beach Boys siempre activos pero ya algo desmembrados siguen sacando discos que, en general y sin la colaboración de Brian Wilson (que por contrato debía escribir y producir el 75% de las canciones de cada nuevo disco), no se salían mucho de lo mínimo indispensable, excepto por alguna que otra canción. Una de esas canciones es “Lady Linda”, escrita por Al Jardine y Ron Altbach (nótese la terminación del apellido) y grabada por la banda para su disco número 23, el bastante olvidable L.A. (Light Album) de 1979. La relectura de los Muchachos Playeros es más directa que la de los Byrds, ya que no solo se encuentra al inicio de la canción reproduciendo la melodía en un clave, sino que es prácticamente la que le da cuerpo a todo el tema.

Hay, por suerte, mucho más de Bach en la música popular en general y en el rock en particular; ver por ejemplo Spiritualized y su disco Let It Come Down, básicamente lo que haría Bach si formara una banda de space rock.

The Byrds, “She don’t care about time”

 

Beach Boys,”Lady Linda”

 

J. S. Bach,”Jesus bleibet meine Freude”