El salmón ardiendo con un puto temazo

Sobre “Una noche sin ti”, Andrés Calamaro

Por Rosalía Baltar

Andrés Calamaro, un tesoro de rulos enredados, fue creciendo conmigo, con mi generación (bastante tonta, que no se animó demasiado, que sobrevivió sin pensar mucho, en un mundo ajeno, que escuchó, sin embargo, todo esto sin corrección política); como nosotros, tuvo amigos que perdió, gente con la que se juntó y salió, se peleó mil veces, mil horas, esperó. Pero él, también (o además) encarna muchas voces. Por ejemplo, con la versión de un tema de los Burning, “Una noche sin ti”.
La versión original, de 1984, es tan buena como su cover, suena callejera y, claro, más cutre, de escuchar de primera mano en la Elipa y después por Fuencarral y las primeras zonas de tatoos. Diría que es verano. Calle abajo, sin vinilos ni cassettes, ni temas pisados en la radio, ni videos en la tele, las sombras de un pasado vuelve más de veinte años después en un álbum para descargar: Nada se pierde (todo se descarga), de 2009. En el Paseo de la Plaza de calle Corrientes o en cualquier noche oscura del alma, Buenos Aires. Diría que es, definitivamente, invierno.

Burning

 

Andrés Calamaro

Más textos de Rosalía Baltar, acá. No se los pierdan!