“It Ain’t Easy”, Bowie

Ziggy Stardust era zurdo y los pibes le rompieron las manos cuando no podía darles lo que querían. Esas dos referencias a las manos de Ziggy en una canción de escasa letra siempre me llamaron la atención. Bowie debía ser zurdo, y si no lo era tampoco importaba mucho; también es el Ishmael del disco. Eso sí, cuando no estaba sentado en el piano, lo veía, cuan Ziggy, puntear a lo loco, dejando colgada la guitarra, una mano apuntando el techo-cielo, gran tiempo a la vez que, cuan Ishmael, gesticulaba y conducía todo el show que armábamos en la cabeza mientras lo escuchábamos con su, para nosotros, disco hermano, distinto pero tan intenso, Surrealistic Pillow, una y otra vez, en Dublín, allá por el 2005. Las manos lo eran todo en ese disco, desde el primer verso: “pushing through the market square…” hasta el último: “Gimme your hands!”

ziggy 2Siempre había una copia a mano así que nunca tuve la mía; será por eso que nunca leí las notas de tapa. De lo contrario, hubiese constatado que Bowie ni toca la guitarra eléctrica en el disco y que ese honor le corresponde a otro flaco que conocí hoy al mirar Ziggy Stardust: the Movie: Mick Ronson. Tampoco toca el piano: lo hace Rick Wakeman, wikipedié (¿Habría que donarles guita alguna vez?). No se ahoguen bostezando, queridos coveramistas enciclopédicos, para mí el dato era nuevo; también que el hdp de Ronson es el que tocó el piano y arregló las cuerdas en “Perfect Day” y “Satellite of Love” que, por otra parte (y tan ignorante no soy), sería poco sin los coros de Bowie. La mayor sorpresa se hacía esperar todavía. ¿En Ziggy Stardust hay un cover? Pues sí, hombre: “It ain’t easy”, todo este tiempo era de un tal Ron Davies.

Salió en 1970 y ya había sido versionado muchas veces, aunque no siempre de la manera más feliz. Hay una versión de Long John Bardy que canta con un gruñido waitsiano y no está mal (el video que algún loco armó, en cambio, con aviones cargando combustible y chocándose, es más cuestionable). Las demás versiones que escuché, sin embargo, quedan en el medio entre la original y la de Bowie, y carecen del encanto del primero, con su intro blusera, y la onda de la segunda. Ahora bien, las bowieficaciones tampoco funcionan siempre (cf. “Across the Universe”) pero en este caso el tema se ziggyfica. Mientras Davies arrastra las palabras e ironiza “Satisfaction, satisfaction / Tell me, who’s satisfied?”, Bowie/Ziggy lo retoca, afirmando: “Keep me satisfied!”. Ni hablar del “going down”, tan alargado y con las cejas tan levantadas que si no tenés cuidado te sacan un ojo.

El mérito principal, sin embargo, es quizás el más obvio: suena como tema propio. Es más, calza perfectamente con el sonido del disco. Tan bien complementa el disco que hasta tenía la teoría de que “It Ain’t Easy” era la primera parte de “Rock n’ Roll Suicide”, el único otro tema que usa la segunda persona. Ahora que sé que es una versión, queda un tanto desbaratada. O tal vez no, la segunda persona, pululan las segundas personas acá: Ziggy/Bowie, Davies/Ziggy, Bowie/Ronson; resuena siempre uno con la música de otro.

Danny Fitzgerald

 Davies

 

Bowie