“Jaimena”, Alfonsina y Jaime Sin Tierra

Alfonsina es una banda de Mar del Plata formada por Emont, Ariel, Fac T, Rocky y Marcos, que ya tiene seis años de vida. En este tiempo, deja evidenciar una tendencia a lo ecléctico en su búsqueda sonora. Edita Sobre el Sur la inmensidad, un Ep de 4 canciones donde predomina la canción con rasgos indies cercanos al folk. Presentan este material con cuatro videos, uno para cada tema, generando una obra audiovisual completa.
Luego editan de manera digital, Las Ansias, un EP con otras 4 canciones inéditas grabadas para Rock & Pop Mar del Plata y suman “Uruguay” al compilado Sampler 1 del sello Desde el mar, al cual pertenecen.
También en ese trayecto, en 2013, participan de un split con Bosques de Groenlandia, banda del sello Ringo Discos, en donde además de canciones ya editados suman un inédito: “Hombre Corazón, Alabanza”.
Después de transitar todo este camino entre el formato acústico y eléctrico, migran hacia sonoridades espaciales, guitarras distorsionadas, pasajes sónicos y más presencia de los sintetizadores.
En 2014, editan La Osadía, un disco con personajes e historias y donde está clara la variedad de paisajes sonoros y ritmos eclécticos. Cada canción es un universo en sí mismo pero, a la vez, se integra a toda la obra.
De ese disco se desprenden los videoclips “Santa Rosa”, “Somos el Viento” y “Anzuelos”.
En el 2016, Alfonsina lanzó Cinta de Capitán, un disco grabado de aire por Colectivo Maracanazo, en formato acústico, dentro de la mítica disquería Gulp de Mar del Plata, con arte de tapa de Agustín Solis Morales. Para fin de año está planeando un sencillo con dos canciones nuevas.

Sobre “Jaimena”, Emont nos cuenta su versión:

Una de las bandas más importantes del under de los noventa fue sin duda Jaime Sin tierra; esas canciones melancólicas y adolescentes, que eran tan necesarias para pasar los días grises de la costa.
Hay un disco que no había escuchado mucho que se llama Caja negra; realmente no recuerdo de qué manera llegué a “Ella es más bonita que mi novia”, supongo que con el disco girando tema a tema. Al oír esa canción, sentí que musicalmente su disonancia me perturbaba un poco y, a la vez, su lírica me hacía querer volver a escucharla.
Con Alfonsina no solemos hacer covers; tenemos tanta ansiedad, o por lo menos yo, de crear canciones nuevas, que no tenemos tiempo para ponernos a sacar una de otra banda.
Siempre creí que soy un mal intérprete y eso también me hace desechar la idea de hacer covers: la mala versión no me atrae. Pero a pesar de eso, tuve ganas de homenajear a esta banda de alguna manera.
Por esos días, tenía una canción que no cuajaba con ninguna letra, y las letras no cuajaban con nada interesante para contar. Tarde con té y acústica en mano, puse el tema que todo el día había estado tarareando y lo toqué viendo si la letra, modificándola lo menos posible, podía encajar en la canción,  ¡y así nació Jaimena!
La llevé a la banda, la mostré y la tocamos. No tardamos mucho en darnos cuenta de que no requería mucho más trabajo y la ensayamos ese día cuatro o cinco veces hasta acordarnos cómo era; cada vez la disfrutábamos más. Fue la primera canción noventosa cargada de distorsiones que tocaba Alfonsina. Después la tocamos en vivo varias veces; tenía algo de magia.
Creo que Cinta de Capitán capta su mejor versión, donde la melodía predomina, se envuelve en el juego de voces y la dejamos ser lo que es. Un homenaje a una gran canción, en un hermoso lugar que ya no está pero que mantiene su espíritu de hacerlo “tú mismo”.
¿El nombre? Jaime sin Tierra tiene una canción que se titula Alfonsina, entonces jugamos con eso, que no era casual, de conjugar los nombres de las bandas, y apareció “Jaime-na”: mucho de Jaime sin Tierra y un detalle musical de Alfonsina.

 Jaime Sin Tierra

 

 Alfonsina