“Just The Way You Are”, Barry White

Hay que decirlo: así como hay pocas segundas partes mejores que las primeras, también hay pocas versiones mejores que los originales, o al menos que estén a su altura. Una de esas excepciones es, sin duda, la versión de Barry White de “Just the way you are”, el tema que compuso y grabó originalmente Billy Joel. Ambas versiones son muy parecidas y a la vez muy distintas, tal vez esto es posible porque las buenas canciones de amor son algo simple y a la vez complejo.

La versión de White aparece en el álbum The man, del año 1978. Un año antes, la misma canción había aparecido por primera vez en ese disco increíble y gigante de Billy Joel titulado The Stranger, que llegó a vender 9 millones de copias. O sea que White versiona un hit, una letra y una melodía que sonaba y estaban en la cabeza de todos cuando él se anima a tomarla. Un riesgo, un desafío. Barry Withe se la roba, hace de esa canción una declaración personal. Tal vez respeta uno de los mensajes más claros del tema de Billy Joel: “Necesito saber que siempre serás la misma que he conocido”. La versión de White comienza con una breve confesión, una dedicatoria a la manera de muchos clásicos soul, o como diría Bobby Flores, la labia necesaria para poder tener sexo, lo antes posible. “No quiere una conversación inteligente,” dice la canción, “no quiero trabajar demasiado.” El soul busca primero eso, después bailar. Y después, llegar a Dios. O tal vez el orden es otro.

Pero la canción es también una declaración de principios, y otra vez una variante del tópico del Carpe Diem, el deseo de que el tiempo se detenga y todo sea igual que ahora. La anulación de Heráclito. La canción pide a su amor que no vaya por ahí intentando adaptarse a la moda, que no tenga miedo de la costumbre. “Necesito saber que siempre serás la misma que he conocido.” Y no se resalta ninguna virtud, más allá de la permanencia del amor. No seas otra, ni siquiera cambies el color de tu pelo.

Un conocido una vez sugirió que la versión argentina de esta canción sería “Loco tu forma de ser”, de Los Auténticos Decadentes. No sabría decir.

Fernando Cermelo

Billy Joel

 

Barry White