“Love is blindness”, Jack White

Si alguna vez alguien se propusiera darle fin a una época tendría que necesariamente escuchar una y otra vez, hasta el hartazgo o hasta llorar tendido en el piso… o hasta odiar Achtung Baby, devastador por donde se lo mire, pesimista esforzado, tanto como para terminar repitiendo una y otra vez “Love is Blindness”, la última canción. U2 fue la banda que me llevó de la niñez, que indefectiblemente representa para mí The Beatles, a la adolescencia. Esto porque la primera vez que me impresionó una banda fue mirando el video de “Under a Blood Red Sky”, que pasaban casi todos los fines de semana en la tele como apertura de la programación (sí, cuando era pequeño los canales no transmitían las 24 horas).

Bono canta casi agotado, también inspirado; recuerdo que yo también terminé muerto de cansancio -consecuencia quizás de la presentación completa del disco (con los lados B respectivos de cada canción) en la radio indie que marcó a fuego mi gusto musical- y excitación la primera vez que la escuché, con esa sensación mezcla de onirismo y vacío-pleno que siempre han dejado en mí las cosas que me resultan geniales. También para mí era el cierre de una etapa, el secundario.

El cover es de Jack White, un tipo que me vuela la cabeza más como apasionado que como músico, un exagerado, para ser sincero, pero justamente eso es lo que me conquistó de su versión: no te deja agotado, no es pesimista ¡no!, te pasa por arriba, te patea el culo y te genera una bronca llena de vida. Me generó un tipo de ira que logró hacerme creer que era adolescente otra vez, es decir, me hizo sentir genial.

Juan Fonseca

También en www.coverama.com.ar, otra mirada sobre esta versión por Maximiliano Provenzani.

U2

 

Jack White