“Only you”: no hay dos sin mil

La canción que entronizaron Los plateros en 1955 parece ser una tentación para cualquier intérprete. En los estudios Apple, Ringo grabó una versión que, con variantes mínimas, volvió a versionar Lennon. En la de Ringo hay un coro empastado, con un sonido que se va de las pistas (recitado, con anteojos de estrellas y flecha atravesando su cabeza, un Ringo Mork y Mindi); en la de John, sobresale la guitarra golpeada, rítmica, que da poder y quita edulcorante.

Luego, tenemos otras “Only you”, que son autónomas de la canción norteamericana, como la que crearon los Yazoo al inicio de los 80. La canción, leí por ahí, alcanzó a tener vida propia y todavía hoy se la escucha con frecuencia por las radios. Con todos los efectos del pop sintético que marcó la época, Vince Clarke y Alison Moyet clavaron un clásico, que tiene versión oficial, versión extra sintentizadores large, versión de los 2000. Vale la penísima ver el video: en un estudio, un escenario playero que tiene un fondo de mar, unas sombrillas, tragos y reposeras, los personajes ultramaquillados y ella, íntegra de negro, como salida de algún agujero negro, con una voz cavernosa y en contrapunto del pianito chillón. Maravilla kitsch.

Rosalía Baltar

 Los Plateros

 

 Ringo Starr

 

 Lennon

 

 Yazoo