Songs of The Beatles, Sarah Vaughan

Todos conocemos a dos o tres personas a las que no les gustan los Beatles. Una de ellas se interesa por demostrar que las canciones mejoran cuando son versionadas por otros intérpretes. Y así escuchamos el disco de Sarah Vaughan Songs of The Beatles.
El disco fue editado en 1981 por el sello Atlantic -aunque algunas anécdotas aclaran que se grabó en 1977 y por problemas en la producción se editó cuatro años después-, e incluye trece canciones que en total apenas supera los 40 minutos de música. La anécdota de las fechas puede parecer insignificante, pero no es lo mismo editar un disco con versiones de los Beatles a finales de los 70 (cuando moría la música disco y el rock sinfónico, nacía el punk, todavía Paul McCartney no hacía tantos covers de él mismo y John Lennon estaba vivo) que en los inicios de los 80 (la década del pop comercial, la década en que los premios Grammy van a marcar las líneas del mercado y los gustos; la década que se inicia con la muerte de John Lennon.)
En el disco de Vaughan encontramos a una de las grandes voces del jazz interpretando versiones con tendencias al soul, al r&b y al pop. Los músicos fueron los sesionistas que en la década del 80 grabarían con algunos de los mejores intérpretes y grupos de pop, como Michael Jackson, Christopher Cross, Toto, Pati Austin, Manhattan Transfer.
El disco puede ser un experimento de adaptar las canciones británicas a ritmos americanos, y también el intento de Sarah Vaughan de convertirse ella misma en una cantante distinta a la que era, más en sintonía con las nuevas tendencias que se perfilaban en ese cambio de década. Sin embargo, sobre las bases de ritmos nuevos, Sarah Vaughan sigue cantando jazz. Y más que un renacer, parece una despedida. Escuchen con atención el fraseo del “I don’t know” en “Something”, el dramatismo casi teatral en “The long and winding road”, o cómo se acentúa el tópico manriqueño de “todo tiempo pasado fue mejor” en “Yesterday”.
Muchas bandas comenzaron sus carreras haciendo covers de los Beatles. Los mismos Beatles hicieron covers en sus primeros discos. La banda marcó el camino de muchos artistas. Los que versionaron sus canciones siendo ya músicos importantes, nos enseñan también a escucharlas de otro modo. Los Beatles pueden ser el punto de partida o el regreso. Supongo que en el disco de Sarah Vaughan encontramos los dos viajes. Por eso, hay que prestar atención a aquellos que odian a los Beatles y nos acercan otros cantantes que, dicen, hacen sus canciones mejor que ellos.

Fernando Cermelo

 “The long and winding road”, The Beatles

 

 Songs of The Beatles, Sarah Vaughan

 

 

Fernando Cermelo. Nació en Mar del Plata. Organiza su actividad cotidiana en madrugar, escuchar música, leer, caminar y hablar sobre esos asuntos con amigos y conocidos, nunca con familiares. En los ratos libres da clases de literatura y participa de invitado permanente en un programa de radio. A veces escribe sobre cualquiera de los temas anteriores, a veces sobre otros.

 

 Más covers de los Beatles en COVERAMA: “Real love“,”Got to get you into my life”, “Eleanor Rigby