“Sons of…” (“Files de…”), Scott Walker

Ya hablé de muchos (pocos) de mis compositores favoritos, pero, es fácil darse cuenta -quizás no- soy un ferviente admirador de los intérpretes, aunque también compongan, como es el caso de Scott Walker. Crecí como todos los de mi generación: con los intérpretes favoritos de nuestras madres, tías y tíos y creo que en mi caso eso desarrolló una admiración especial por los cantantes que son capaces de sentir y transmitir, compartir lo que otro quiere decir.
Scott Walker es mi fanatismo más reciente, pero de inmediato se metió dentro de mi santísima trinidad musical, junto a Leonard Cohen y Jeff Buckley. Lo encontré en esos documentales que suele pasar I-Sat un miércoles a las 3:00 am o un sábado/domingo a las 10:00 am. Brillante documental, brillante Scott, fascinante Scott, la cantidad de bandas y músicos que hablan en ese documental, desde Bowie hasta Radiohead pasando por Ute Lemper y Damon Albarn, todos, fans.
Pero, Scott Walker armó su carrera solista con álbumes de covers, alguien le dio la idea de traducir temas de Jacques Brel, poeta cantante actor, capo belga, y reversionarlos, cada uno de los primeros tres álbumes solistas de Walker están plagados de temas de Brel, mechados con algunos propios. Imposible mejorar las versiones de Scott, nunca jamás de los jamases.
No, no voy a sugerir “Ne me quitte pas”…

Juan Fonseca

Jacques Brel

 

Scott Walker