“The family and the fishing net”, Primus

Así como hay un antes y después en Pink Floyd en relación a la partida de Syd Barret, lo mismo pasa con Génesis y Peter Gabriel. Descubrí a Génesis con un disco doble en vivo, de la gira del 93. Cuando me pasaron The lamb lies son Broadway tuve la sensación de que había dos bandas con el mismo nombre y que, al igual que había pasado con Barret y Floyd, la salida de Peter Gabriel de Génesis hizo que la banda se pusiera mucho más pop. Pero a diferencia de Barret, a quien esperaba el infierno tan temido, la locura, la degeneración y la muerte, Gabriel construyó disco a disco una carrera solista de la puta madre. Como Bowie, Gabriel es un performer total. Independientemente de haber elegido la música, ambos comparten la elemental misión de ser ante todo artistas. Entonces, hasta en cosas poperas como “Sledge Hammer” o “Steam”, Gabriel es la vanguardia del rock. En verdad, alguien que no tendió a imitarse a sí mismo una y otra vez, como Roger Waters, que decidió vivir y tocar siempre alrededor de los mismos discos de antaño. Gabriel es alguien que engordó y se quedó pelado, porque se hizo viejo. Como David Gilmour, están más hermosos que nunca.

“The family and the fishing net” es mi tema preferido de mi disco preferido de Gabriel, Security. Arrancaban los 80 y Gabriel pensaba un disco oscuro, paranoico, de permanentes texturas. Un disco dulce y nervioso a la vez. Hay en Security una atmósfera rara que, como las canciones de Joy Division, sugiere una noche eterna. En los 90, Tool me producía la misma sensación; algo que empezó a perderse a partir de Undertow.

La versión que Primus hace de “The family and the fishing net” respeta casi todo de la original, menos el sonido. La atmósfera opresiva de Security es transformada en un limpio y contundente sonido de estudio. El sonido de Primus no esquiva lo que son: un power trío californiano de finales de los 80. La voz de Les Claypol, un animal tocando el bajo, marca otra diferencia respecto de la de Gabriel. Le da cierto aire circense que refresca la original.

Primus grabó esta canción de Gabriel para su disco Rinhoplasty. Entre varias cosas que me agradan de ese disco –hecho enteramente de covers y temas en vivo– está el hecho de que la banda haya reversionado un tema propio, editado al principio de su carrera, con el que nunca habían quedado conformes. Que yo sepa, ninguna otra banda hizo un cover de sí misma. Sólo estos tres tipos, capaces de meterse con la que para mí es la mejor canción de Gabriel y no hacerlo para nada mal.

Diego Romero

 Peter Gabriel

 

Primus

 

Agradecemos a Danny Fitzgerald por conseguirnos el link a esta versión de Primus.