Traducción electrónica: sobre “Pensiero Stupendo”, por Róisin Murphy

“No comenzó como un gran plan que terminaría con un EP. Comenzó como: ‘me pregunto si podría cantar esa canción en italiano’. Vimos la primera, y me intrigaba si la podría cantar – eso hizo rodar la pelota, y luego hicimos otra, y otra, y otra”. Así explica Róisin Murphy, la bella irlandesa, solista por estos días, voz líder de Moloko, cómo fue el origen de lo que terminaría siendo en 2014 un discazo, Mi senti, su homenaje al pop italiano, a esas voces míticas, descomunales como la de Mina Mazzini.

“Pensiero Stupendo”, la canción que escogí, había sido compuesta en los años 1970, incluida en 1978 en el disco Miss Italia de otra increíble intérprete italiana, la veneciana Patty Pravo, reversionada por ella también casi veinte años después, en 1997. La letra alude a un trío de amantes: “E tu / E noi / E lei / Fra noi…” Una sensualidad cantada pero más insinuada que explícita – porque “[M]eglio non dire” –, la impecable interpretación de Murphy impresiona por la limpidez de un italiano que incrementa el afecto de la letra, sus sugerentes líneas, que juegan a no decir nada muy explícito, a dejarlo ahí. En la entrevista que le hace Robin Murray para Clash,  Murphy comenta que es precisamente la traducción lo que resulta la parte más complicada del proyecto, “porque querés cantar como si supieras lo que significa”. Un ejercicio de repetición que busca suprimir la diferencia, Murphy confesaba haber cantado muchas veces las canciones hasta que se le hizo posible para ella cantarlas de memoria. Una doble dificultad traductiva hace que Murphy se detenga en “Pensiero Stupendo”. A lo formal, a lo lingüístico en tanto desafío, se le suma el contenido, la sugerente ambigüedad que, como dije antes, la letra de la canción no quiere resolver y deja para ser, en el mejor de los casos, pensamiento estupendo.

Juan Gómez

Róisin Murphy

 

Patty Pravo

 

Mina