“Winter Lady”, Beck

Beck ha llevado el terreno del cover a límites inusitados. Ahí están las sesiones entre sus amigos para el Record Club o Song Reader, su ante-último disco, lanzado primero como libro de partituras y, más tarde, como reunión de versiones por un grupo lujoso de convidados. Está también la enorme versión de “Sound and visión” que ya ha comentado León Romero aquí y está, para no extender la lista, su incursión al mundo de Daniel Johnston con “True love will find you in the end”.
Del Record Club, y apelando a la inclemencia de la estación, detengámonos en “Winter Lady”. Como sabemos, la experiencia consistía en juntarse y grabar al toque un disco admirado en un día. El recuerdo de Leonard Cohen es precioso. El contrapunto entre la voz de Beck y de la hermosa Binki Shapiro, certero y fatal. Pareciera esconderse algún tipo de felicidad en esa comunión, una especie de gracia que dota a la canción de una calidez inusitada y de una cadencia en la frase que adquiere colores tiernos. Después no costará demasiado sonreírle al mundo.

Joaquín Correa

Leonard Cohen

 

Beck y Binki Shapiro