“You’ve Really Got a Hold on Me”, The Beatles

Un buen disparador para iniciar una charla divertida y estúpida (como el mismo rock lo es) puede ser preguntarse cuál es el mejor cover que hicieron Los Beatles. Si no es “You’ve Really Got a Hold on Me” pega en el palo. La canción pertenece originalmente a Smokey Robinson and The Miracles, uno de los tantos grupos del sello Motown que Los Beatles admiraban a principios de los 60’. Según Ian Mac Donald en su imprescindible libro Revolución en la mente su inclusión en With the Beatles (1963) fue una sugerencia de Lennon, quien se hace cargo de la voz principal con su proverbial maestría. Lennon nunca fue Freddie Mercury, básicamente porque no lo necesitó: la expresividad emocional de su voz es inalcanzable para el resto de los seres humanos. Como la mayoría de los genios suple las falencias técnicas con ¿sentimiento?, ¿corazón?, ¿alma?, ¿huevos? Llámenlo como quieran, Lennon tiene todo eso y mucho más. Además de que la melodía destila esa perfecta combinación de melancolía y fluidez armónica (en parte gracias al piano eléctrico del quinto beatle, George Martin), la letra ya no se queda en el lugar común de la canción de amor naif sino que avanza hacia territorios líricos más rebuscados, propios del pop contemporáneo que los Beatles se encargaron de inventar en sus discos de madurez. Ella no le cae bien y encima lo trata para el culo pero igual lo tiene en la palma de la mano. Eso es estar en el horno, muchachos.

Martín Zariello

Smokey Robinson and The Miracles

 

The Beatles

 

Martín Zariello vive en Mar del Plata, ciudad en la que nació el 30 de octubre de 1984. Colabora en diversas publicaciones impresas y virtuales relacionadas con la música y la literatura. Desde 2005 escribe en su blog, ilcorvino.blogspot.com. Publicó Sobre el rock (Puente Aéreo Ediciones), La luna y la muralla china (La bola Editora) y En realidad quería hablar de otra cosa (Puente Aéreo Ediciones) y Cuatro (Colección “Leer es futuro”, Ministerio de Educación)